Mujeres que cambiaron la ciencia para siempre

El 8 de marzo se celebra internacionalmente el día de la Mujer, y como todos los años en el mundo se hace reconocimiento a la mujer por sus logros en diferentes áreas, pero también se hace hincapié en las diferencias entre el hombre y la mujer en las diferentes áreas, sobre todo en lo que tiene que ver con el ingreso que reciben por su trabajo, que por lo general es inferior al del hombre en el mismo puesto de trabajo.

Tal sucede en las áreas de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, en donde sólo un 30 por ciento de quienes trabajan en estas áreas son mujeres.

A pesar de que las mujeres han logrado mucho aún hay muchas profesiones en las que ocupan un porcentaje muy bajo, en oficios tales como la mecánica, chef de restaurantes, la cerrajería, construcción, y otras similares aún la incursión de la mujer es de porcentajes mínimos.

Para sobresalir en estas áreas estas mujeres desafían las probabilidades, y aquí conocerás algunas que lo han logrado.

Rachel Carson, bióloga marina y escritora

Nació en Pensilvania, Estados Unidos en 1907, y trabajó como bióloga marina para el Servicio de Pesca y Vida Silvestre por 16 años. Se le atribuye el lanzamiento del movimiento ambiental global, en parte gracias a su libro Silent Spring, que puso al descubierto el daño causado por los pesticidas.

Kizzmekia «Kizzy» Corbett, inmunóloga viral

Corbett, líder científico del equipo de inmunopatogénesis y vacunas contra el coronavirus en los Institutos Nacionales de Salud, co-desarrolló la vacuna Moderna que se ha administrado a millones de personas en todo el mundo. El mes pasado, su ciudad natal de Hillsborough nombró el 12 de enero en su honor. En su tiempo libre, lucha contra la información errónea sobre vacunas en línea.

Barbara McClintock, citogenetista

McClintock ganó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1983 por su descubrimiento de los llamados genes saltarines, o cómo los elementos genéticos pueden moverse en los cromosomas de una manera que activa o desactiva los genes vecinos. El descubrimiento cambió la forma en que los científicos piensan sobre cómo se transmiten los patrones genéticos.

La resistencia a sus teorías hizo que McClintock dejara de publicar en 1953, pero esas mismas teorías la harían ganar el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1983, la única mujer en recibir un premio no compartido en esa categoría hasta la fecha.

Susan Band Horwitz, bioquímica

Horwitz, distinguida profesora emérita del Departamento de Farmacología Molecular de la Facultad de Medicina Albert Einstein, es conocida por tomar moléculas del mundo natural para crear tratamientos para el cáncer.

Ella contribuyó al desarrollo de la droga Taxol, que se deriva de la planta del tejo que se ha utilizado para tratar a más de un millón de pacientes con afecciones que incluyen cánceres de mama, ovario y pulmón.

Sally Ride, astronauta y física

Ride hizo historia al convertirse en la primera mujer estadounidense y la estadounidense más joven en ingresar al espacio el 18 de junio de 1983, a bordo del transbordador Challenger STS-7, donde era ingeniera de vuelo. Tenía 32 años en ese momento y sigue siendo la astronauta estadounidense más joven en viajar al espacio.

En 1977 respondió a un anuncio de un periódico de la NASA que reclutaba a jóvenes científicos para trabajar como especialistas en misiones en vuelos espaciales, y fue una de las cinco mujeres aceptadas.

error: Content is protected !!